A nuestra suerte: abandonados

Jordi Maqueda TEMAS /  Reflexiones 


La humanidad tiene necesidad urgente de un nuevo Dogma, o forma de entender e interpretar el mundo, y que responda a las necesidades actuales de estos tiempos; y no sólo en cuanto a formulaciones sino, igualmente, al lenguaje pues, el tradicional se ha vuelto extraño y sibilino en manos de algunos medios y gobiernos, alteradores de una realidad que resulta cuando menos manoseada y, donde la pesadilla "calderoniana" parece a todos perseguirnos, empujándonos a entrar a "la ruta hacia la servidumbre"1.
II
Nos hablan, desde pequeños, de los clásicos: de Aristóteles, Maquiavelo, Tocqueville, A. Smith, Marx, etc... y nos sensibilizan, afirmando que existe un antagonismo natural entre los ricos, multimillonarios y el resto de todos nosotros; nos dicen que los intereses de estos ricos no son nuestros intereses; que sus verdades no son nuestras verdades; y que su vida no es nuestra vida. De modo que con el tiempo la riqueza material, no sólo engendra desprecio por quienes no la tienen, sino que faculta a millonarios y oligarcas a pagar legiones de publicistas, académicos, periodistas e, incluso políticos, abogados y jueces para acallar, censurar y controlar el debate, sofocando la ruptura. La desigualdad, avanza galopando a paso ligero en el mundo: la destrucción de asociaciones, la reducción e incluso la eliminación de los impuestos a ricos y a las corporaciones, el libre comercio, la globalización, el estado de vigilancia, la guerra sin fin y la austeridad: son herramientas, que a través de los medios son utilizadas por estos millonarios y oligarcas para promover sus propios intereses. Unos intereses, que luego a nosotros se nos trasladan y venden como leyes naturales, o mecanismos para el progreso social y económico; incluso, mientras esos mismos oligarcas, dinamitan los cimientos de las democracias liberales y exacerban una crisis climática que, no olvidemos, amenaza con extinguir la vida humana en la tierra. Y, lo peor de todo... ¡todavía hay quien se pregunta si existe el infierno!! Algunas personas, es cierto, se sienten algo confusas, aunque, no saben bien la razón y por qué y de qué: es la angustia, una angustia que con el tiempo, cada vez, se hará lastimosamente más presente.

1-En 1939, cuando residía en Londres Friedrich Hayek proporcionó uno de los análisis más lúcidos de un futuro que tal vez no se atrevía a imaginar —unos años más tarde, iba a denunciar la “ruta de la servidumbre”, es decir, el creciente dirigismo de nuestras sociedades— pero que hoy es nuestro presente, el de los europeos del siglo XXI.

© Copyright 2022  / Jorge Maqueda/ Jordi Maqueda- All Rights Reserved
Licencia de Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario